Cantos

Cantos Cuaresma 2020

El señor es mi fuerza 

El Señor es mi fuerza, mi roca y salvación. (bis)

Tú me guías por sendas de justicia, me enseñas la verdad.

Tú me das el poder para la lucha, sin miedo avanzaré.

Luz en mi

Luz en mi será esta tu palabra Señor

y nos guiará con sabiduría y verdad.

Entre tus manos

Entre Tus manos

está mi vida, Señor.

Entre Tus manos

pongo mi existir.

Hay que morir, para vivir.

Entre Tus manos

yo confío mi ser.

Si el grano de trigo no muere,

si no muere solo quedará,

pero si muere en abundancia dará

un fruto eterno que no morirá.

Santo Haendel

Saaanto, Saaanto,

Santo es el Señor Dios del Universo.   

Llenos están el cielo y la tierra

de Su gloria. Hosanna.

Hosanna, hosanna, hosanna en el cielo. (BIS)

Bendito el que viene en nombre del Señor,

hosanna en el cielo, hosanna.

Agnus Dei

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi

Miserere nobis, Miserere nobis (BIS).

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi

Dona nobis pacem, dona nobis pacem.

El que muere por mí

Todo empezó en una cruz,

donde un hombre murió

y un Dios se entregó.

Silenciosa la muerte llegó

extinguiendo la luz

que en un grito se ahogó.

Viendo su faz de dolor

una madre lloró

y su amigo calló.

Pero siendo una entrega de amor

su camino siguió

y en algún otro lado una luz se encendió. 

Siendo hombre, amigo, esclavo y maestro.

Siendo carga pesada, profesor y aprendiz.

Entregó hasta su cuerpo en el pan y la vid.

Desde entonces lo he visto caminar a mi lado

A ese dios que se humilla y muere por mi

Es la barca en mi playa, el ruido del silencio

Que se acerca a su hijo y me abraza feliz

Que se acerca a su hijo y me abraza feliz.

Viendo un humilde calvario

Con rostro cansado soporta la cruz

Y al verme rezando a sus pies

Se olvida de Él, me toma en sus brazos

Y me acoge otra vez

Siendo fuego, paloma, el agua y el viento

Siendo niño inocente, un Padre y pastor

Hoy acepta mi ofrenda, es mi vida Señor.

Desde entonces lo he visto caminar a mi lado…

Y si ahora yo acepto esa cruz es por esa persona ese Dios. Es por Cristo Jesús.

Desde entonces lo he visto caminar a mi lado…

Reina de la Paz

Reina de la Paz,

Reina de la Paz,

tengo el corazón herido:

te lo traigo a ti,

te lo entrego a ti,

que has sufrido por tu Hijo.

Madre Virginal te imploro,

haz que vuelva a ti mis ojos,

Reina de la Paz te pido

da esperanza a mi dolor.

Madre del Amor,

Madre del Amor,

la mentira me destruye.

Quiero estar aquì,

vela junto a mí,

necesito tu consuelo:

solo junto a ti respiro,

ya se vuelve azul el cielo.

Madre del Amor te pido

da esperanza a mi dolor.

Reina de la Luz,

Reina de la Luz,

fuente viva de esperanza.

Dulce claridad,

Madre de piedad,

nuestro pueblo en ti confía.

Blanca antorcha que nos guía

e ilumina nuestras vidas,

Reina de la Luz te canto,

Paz de quien confía en ti.