Inicio

11 de noviembre del 2018

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Ciclo B)

“Ha dado todo lo que tenía para vivir

 

 

DESDE LA ATALAYA de la Virgen del Carmen

Esa pobre viuda “ha dado en el arca de las ofrendas más que nadie”. Después de la I Jornada Mundial de los Pobres el Papa Francisco nos vuelve a convocar para el próximo domingo 18 de noviembre a la II Jornada Mundial de los Pobres. El año pasado un grupo de jóvenes de la parroquia sirvió la comida a más de 20 chicos saharianos que se alojaban de forma transitoria en la casa de la Cruz Roja de Torrelodones. Fue un precioso momento de compartir vivencias y esperanzas. En estos momentos esa casa se encuentra vacía. Pero tenemos familias y personas muy necesitadas en nuestra Colonia. Algunos jóvenes de nuestra parroquia volverán a servir  a estos pobres que, después de participar en la misa de 12’30 h, se sentarán a la mesa para ser cuidados por el mismo Cristo. Nuestra comunidad parroquial puede ser el rostro vivo de Cristo para ellos. Y el Papa nos invita a realizar este pequeño gesto para que no se nos olvide el amor preferencial de Jesús por los más pobres.  Hoy en el evangelio Jesús nos invita a despojarnos de nuestros formalismos y pone como ejemplo a una viuda pobre. “ha dado todo lo que tenía para vivir”. Como cristianos estamos llamados a darlo todo. Estamos llamados a vivir esta libertad de los pobres que dependen solo de Dios. ¡Dependemos de tantas otras cosas! Por eso el papa nos insiste en que los pobres nos evangelizan. Os invito a uniros del modo que veáis más oportuno para vivir esta Jornada Mundial de los Pobres. Podéis invitarles a vuestra casa, o preparar algún plato para la comida en el salón parroquial. En comunión vuestro párroco.

 

 

 

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA II JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

Este pobre gritó y el Señor lo escuchó (Salmo 34,7)

  …[El salmo describe con tres verbos la actitud del pobre y su relación con Dios. Ante todo, “gritar”. La condición de pobreza no se agota en una palabra, sino que se transforma en un grito que atraviesa los cielos y llega hasta Dios. ¿Qué expresa el grito del pobre si no es su sufrimiento y soledad, su desilusión y esperanza? Podemos preguntarnos: ¿Cómo es que este grito, que sube hasta la presencia de Dios, no consigue llegar a nuestros oídos, dejándonos indiferentes e impasibles?

…[Estamos tan atrapados por una cultura que obliga a mirarse al espejo y a preocuparse excesivamente de sí mismo, que pensamos que basta con un gesto de altruismo para quedarnos satisfechos, sin tener que comprometernos directamente.

…[El segundo verbo es responder”. El salmista dice que el Señor, no solo escucha el grito del pobre, sino que le responde. Su respuesta, como se muestra en toda la historia de la salvación, es una participación llena de amor en la condición del pobre.

…[La respuesta de Dios al pobre es siempre una intervención de salvación para curar las heridas del alma y del cuerpo, para restituir justicia y para ayudar a reemprender la vida con dignidad. La respuesta de Dios es también una invitación a que todo el que cree en él obre de la misma manera, dentro de los límites humanos. La Jornada Mundial de los Pobres pretende ser una pequeña respuesta que la Iglesia entera, extendida por el mundo, dirige a los pobres de todo tipo y de cualquier lugar para que no piensen que su grito se ha perdido en el vacío. Probablemente es como una gota de agua en el desierto de la pobreza; y sin embargo puede ser un signo de cercanía para cuantos pasan necesidad, para que sientan la presencia activa de un hermano o una hermana.

…[El tercer verbo es liberar”. La pobreza no es algo buscado, sino que es causada por el egoísmo, el orgullo, la avaricia y la injusticia. Males tan antiguos como el hombre, pero que son siempre pecados, que afectan a tantos inocentes, produciendo consecuencias sociales dramáticas.  …[Las cadenas de la pobreza se rompen gracias a la potencia de la intervención de Dios.

…[La salvación de Dios adopta la forma de una mano tendida hacia el pobre, que acoge, protege y hace posible experimentar la amistad que tanto necesita. 

…[A partir de esta cercanía, concreta y tangible, comienza un genuino itinerario de liberación: «Cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad; esto supone que seamos dóciles y atentos para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 187).

…[En esta Jornada Mundial estamos invitados a concretar las palabras del salmo: «Los pobres comerán hasta saciarse» (Sal 22,27). Sabemos que tenía lugar el banquete en el templo de Jerusalén después del rito del sacrificio. Esta ha sido una experiencia que ha enriquecido en muchas Diócesis la celebración de la primera Jornada Mundial de los Pobres del año pasadoMuchos encontraron el calor de una casa, la alegría de una comida festiva y la solidaridad de cuantos quisieron compartir la mesa de manera sencilla y fraterna. Quisiera que también este año, y en el futuro, esta Jornada se celebrara bajo el signo de la alegría de redescubrir el valor de estar juntos. Orar juntos en comunidad y compartir la comida en el domingo. Una experiencia que nos devuelve a la primera comunidad cristiana, que el evangelista Lucas describe en toda su originalidad y sencillez: «Perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. [….] Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y los repartían entre todos, según la necesidad de cada uno» (Hch 2,42.44-45).

                       (Texto íntegro en www.vatican.va)

 

 

 

DIA DE LA IGLESIA DIOCESANA – Hoy domingo 11 de noviembre

Somos una gran familia CONTIGO

Hoy se celebra el Día de la Iglesia Diocesana con el lema “Somos una gran familia CONTIGO”. Una gran familia en la que todos debemos colaborar y contribuir para que tu parroquia funcione. Todos somos uno a la hora de construir la gran familia de la Iglesia. Todos somos corresponsables de su labor y de su sostenimiento. Todos somos la gran familia de los hijos de Dios.  ¿Cómo podemos colaborar? Cada uno aportando lo que tiene: nuestro tiempo, nuestras cualidades, nuestra aportación económica. Nuestra parroquia necesita nuestra ayuda para seguir ayudando a los demás.

Junto con esta hoja dominical se os entrega un folleto, en el que, además de la carta del cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, con motivo de este día, se presentan las cuentas del ejercicio 2017; una memoria de la actividad pastoral, celebrativa, evangelizadora, caritativa y asistencial, educativa y cultural realizada en el mismo año, y un informe del seguimiento y aplicación del Plan Diocesano de Evangelización. En ese folleto que os entregamos adjunto encontraréis un formulario para que podáis contribuir con periodicidad a las necesidades de la comunidad parroquial.

 

 

 

NUESTRA PARROQUIA: Renovados en Cristo por los Sacramentos

BAUTIZOS:

Damos la bienvenida a las niñas Irene García Medina, Ana Blanco Viada y Martina Hernández Hernández, que por el sacramento del Bautismo se han incorporado a la Santa Madre Iglesia y pedimos por el crecimiento en la fe de estas nuevas cristianas.